Consigue un negocio más fuerte con una buena estructura

Consigue un negocio más fuerte con una buena estructura

Una de las claves del éxito o del fracaso de un negocio es la gestión eficiente de sus recursos, ya que una empresa funcionará tan bien como lo haga cada una de sus piezas.

Por lo que si quieres un negocio fuerte y sólido, necesitarás optimizar al máximo cada  elemento que lo integre, y eso requiere tener una organización exhaustiva y bien planificada.

Por ello, necesitas tener un sistema organizado, donde cada departamento se encargue de sus tareas y todo quede bajo control.

Mejora el funcionamiento interno para que siga creciendo

Podemos decir que existen dos maneras de mejorar la organización interna de una empresa para conseguir más beneficios:

  • Dividir y gestionar las diferentes funciones de cada área o departamento interno para que se especialicen.
  • Sistematizar y automatizar las tareas dentro de cada área creada.

Ventajas de una organización en departamentos

La principal ventaja de crear diferentes departamentos es que conseguimos una completa especialización de los empleados. Así, cada persona en un departamento tendrá unas funciones específicas de las que hacerse cargo.

Gracias a la repetición de tareas, se convierte en una experta, pudiendo ser capaz de maximizar su tiempo y detectar puntos de optimización y mejoras en su departamento. Y por otra parte, se reduce el coste de oportunidad y ofrece un mejor desempeño de sus tareas. Por contra, la parte negativa es que los empleados tan sólo conocerán el funcionamiento de su área de trabajo.

No obstante, las cinco áreas principales que toda empresa debería tener para ser eficaz son:

Dirección central

Es la cúpula desde donde se toman las decisiones a largo plazo y se llevan a cabo las tareas de supervisión y control para alcanzar los objetivos marcados.

Administración y gestión de los recursos humanos

Este área se encarga de la gestión y administración de las tareas diarias y mensuales de la compañía, incluyendo todas las tareas de organización respecto a los recursos humanos de la empresa y la gestión y control de la documentación a tramitar.

Sistemas de producción

Aquí se lleva a cabo el desarrollo de los productos o servicios de la empresa y todas las gestiones internas para ofrecer el mejor producto.

Ventas y marketing

El objetivo principal de este área es crear una estrategia de ventas sólida para conseguir nuevos clientes y aumentar los beneficios de la empresa.

Gestión financiera

Este departamento es el encargado de evaluar y velar por los resultados de la empresa, llevando las cuentas y comprobando que todo quede dentro de los parámetros normales del funcionamiento del negocio.

Consigue un negocio más fuerte con una buena estructura

Ventajas de sistematizar y automatizar el trabajo

Estamos hablando de elaborar instrucciones exactas y concretas de cómo debe funcionar cada departamento. Se trata de un protocolo interno de actuación para que cualquiera pueda consultarlo y hacer las gestiones necesarias de cada puesto de trabajo.

En un sistema de trabajo organizado, donde hay una guía con el paso a paso de cómo realizar su función de la manera más adecuada posible. Así, se reducen los errores y la formación. Todo estará optimizado y pensado para que se haga de la manera más rápida y eficiente posible.

De esta manera, conseguimos ventajas como:

  • Facilitar la incorporación de nuevos empleados.
  • Reducción del periodo de aprendizaje de las nuevas incorporaciones.
  • Facilidad en la medición y la evaluación de los resultados obtenidos.
  • Facilidad para detectar problemas.

Herramienta que mejoran la gestión de tu empresa

Para agilizar todas las tareas que componen el buen desempeño de una empresa, es muy importante digitalizar su gestión. Si te resistes a ello, es muy probable que tus procesos tarden más de la cuenta, que aparezcan errores en los inventarios, en la facturación, en las vacaciones y cuadrante de descanso, o por ejemplo haya una falta de comunicación entre los diferentes departamentos.

La solución la encontramos en un programa de gestión eficaz, que se adapte a tu empresa y que trabaje en la nube, como SoportNET. Esta herramienta online se adapta a todo tipo de empresas, y ofrece módulos especializados para mejorar la gestión de tu empresa sin muchos esfuerzos en diversos ámbitos:

  • Proyectos: para gestionar las ideas y los proyectos de la empresa.
  • Stock: para gestionar de manera automática el stock de los productos.
  • Suscripciones: para agrupar a los clientes por rutas para generar facturas y liquidarlas de forma masiva.
  • TPV: para gestionar el Terminal de Punto de Venta adaptado a pantallas táctiles y completamente integrado con el resto de módulos de SoportNET.
  • Recursos humanos: para gestionar los empleados y los periodos laborales (contratos).
  • Servicio técnico: para gestionar los avisos de los clientes que requieren asistencia técnica.

En SoportNET dispones de 30 días de pruebas gratis para que compruebes in situ como nuestro software online se adapta a tu empresa y te hará mucho más fácil las tareas.

¿El cloud, es útil para mi empresa?

La tecnología cloud computing, la “nube”, permite sustituir parte de los recursos informáticos locales de la empresa por otros a los que se acceden a través de Internet. Con la nube, no es necesario instalar el software en los ordenadores de la oficina ni almacenar los archivos en los servidores corporativos. Tanto el software como los datos están alojados en Internet.

Es evidente que las técnicas de uso de la nube en el entorno empresarial ofrece múltiples ventajas a las empresas:

  • Reducción de costes: La empresa ya no necesitará hacer grandes inversiones en licencias de software. El pago del software cloud se hace por uso y la empresa contrata los servicios que necesita con la posibilidad de ajustar estos servicios a las necesidades reales en cada momento. De esta forma la empresa tiene un mayor control sobre sus costes. Además, al no necesitar instalar el software en los equipos de la empresa ni alojar archivos en sus servidores propios, no es necesario contar con lo “último en ordenadores” y  los costes de mantenimiento se reducen considerablemente.
  • Movilidad, acceso desde cualquier dispositivo y lugar: Tanto el software como los datos son accesibles desde cualquier ubicación y desde cualquier dispositivo. Los empleados no necesitan estar “atados” al ordenador de la empresa. Simplemente basta con tener una conexión a Internet para acceder a las aplicaciones o a la información. El cloud facilita el trabajo colaborativo, la movilidad y el teletrabajo.
  • Tecnología siempre actualizada: Cuando se compra la licencia de una aplicación, tarde o temprano esta se queda obsoleta y necesita ser actualizada. Con el software cloud la empresa siempre dispondrá de las últimas versiones de software, actualizadas y optimizadas. Las actualizaciones se realizan de forma trasparente para el usuario sin que este necesite realizar complejas acciones para llevar a cabo el proceso de actualización sin interrupciones en el trabajo.
  • Seguridad y resiliencia: La seguridad del entorno depende del proveedor del servicio cloud, garantizando una seguridad que la empresa dificimente podría conseguir con sus propios medios. Ante un fallo de hardware no será necesario realizar costosas recuperaciones de datos ni instalaciones de software, bastará con acceder al servicio desde otro equipo para continuar con el trabajo.
  • Respeto al medio ambiente: El uso de servicios cloud reduce la huella de carbono de la empresa ya que gran parte de la infraestructura informática física es sustituida por recursos virtuales. Asimismo, el consumo de papel se minimiza al disponer de la posiblidad de acceder a la documentación de forma sencilla a través de dispositivos móviles. Los trabajadores no precisarán imprimir documentos que son fácilmente accesibles y que estarán totalmente actualizados.